La acústica integrada al proyecto

En su sentido tradicional, la acústica es una actividad formada de teatros, auditorios, de salas de música y de escucha destinadas a un uso audio profesional en que todo se mide en términos de rendimiento y donde cada elemento del proyecto se basa en cálculos y medición instrumental tangibles.

Con el tiempo, la aplicación de la acústica ha evolucionado significativamente y los conceptos generales de la acústica se han ampliados a nuevos campos de aplicación, de la arquitectura y el diseño de interiores al mobiliario, y hasta al sector aeroespacial.

Los conceptos de aislamiento acústico, de insonorización, de reverberación y de fono-absorción están hoy día bien conocidos por ingenieros y arquitectos.

Sin embargo, es todavía frecuente de sufrir los efectos de una mala acústica en edificios de reciente construcción.

Los numerosos proyectos arquitectónico y de acondicionamiento de los espacios, que prevén la interacción entre los humanos, el medio ambiente y varios productos industriales, ya no podrán omitir de proceder al análisis detallado de las consecuencias de sus decisiones acerca del confort acústico percibido.

El diseño integrado a la acústica

Las características específicas de los materiales utilizados en el ámbito acústico y el carácter relativamente reciente de los productos de este sector pueden, a veces, crear ciertas dificultades técnicas en la concepción del proyecto.

Esto es especialmente cierto en ausencia de competencias específicas, capaces de orientar las decisiones relacionadas con el diseño del proyecto, para crear sinergias entre las soluciones acústicas existentes, los aspectos funcionales y el resultado estético final.

Es precisamente en este sector, al cruce entre la concepción de proyectos y el dominio de las técnicas acústicas que ha ido evolucionando nuestro ámbito de competencia, convirtiendo nuestro enfoque design oriented en una auténtica marca de fábrica, aplicada al desarrollo de nuevos productos e hilo conductor de todo nuevo proyecto.

El conocimiento detallado de los materiales, de las prestaciones acústicas y del proceso de producción industrial nos permite colaborar como asociados junto con arquitectos y empresas, integrando el componente acústico en el desarrollo de nuevos proyectos.